hotel rural el ródeno

El Hotel Rural el Ródeno se halla en el centro de Albarracín, es un pequeño establecimiento de trato familiar que ocupa un edificio viejo que se ha rehabilitado sosteniendo su aire rústico merced al yeso, al hierro forjado y la madera vista que se ha preservado y restaurado.

Las 5 habitaciones de la posada asimismo tienen un estilo rústico muy armonioso tanto con la construcción como con la arquitectura tradicional que abunda en las edificaciones lindantes del casco viejo. Están equipadas con calefacción, baño completo con secador para el cabello y artículos de aseo y T.V. Hay conexión wi-fi tanto las habitaciones como la zona de comedor común, donde cada mañana se sirve el desayuno ¡Disfruta de las vistas a las montañas y a las Casas Colgadas!

El establecimiento cuenta con máquina de refrescos, zona para estacionar enfrente del edificio y tienda de regalos.

Se puede llegar a la Posada del Ródeno por la autopista A-mil quinientos doce. Teruel está a treinta y ocho km. En las proximidades hay parking público gratis.

No acepta mascotas.

servicios Hotel Rural el ródeno

La Posada del Ródeno ocupa un viejo edificio del casco viejo de Albarracín, que se ha rehabilitado sosteniendo de manera armoniosa los elementos tradicionales que caracterizaban estas casas: el yeso, el hierro forjado y las maderas en techos de vigas vistas.

En la posada hay un bonito comedor, que sostiene elementos tradicionales como en el resto del edificio, en el que se sirve todas y cada una de las mañanas un sabroso y tradicional desayuno, y desde el que se puede acceder a internet merced al wi-fi que está libre en todo el establecimiento.

Asimismo cuenta con una tienda en la que adquirir bonitos recuerdos de Albarracín, y con máquinas de refrescos para saciar la sed en cualquier instante. En esta posada no se aceptan mascotas y hay un aparcamiento enfrente mismo del edificio.

Las 5 habitaciones de la posada reciben nombres de personajes ilustres de la zona, y cada una tiene una cuidada decoración rústica con suelos de losa, cabeceros de forja y muebles de madera sin pulimentar.

Los fabulosos baños son completos, con bañera o bien ducha, secador para el cabello y artículos de higiene personal, y cuentan con detalles rústicos como los lavatorios de piedra tallada.

En todas y cada una hay grandes ventanas con vistas a los aledaños, aparte de una buena climatización con calefacción.

La TV, la conexión wi-fi y la nevera son otros de los elementos de las habitaciones que contribuyen al confort de los clientes del servicio.

En un agradable camino se llega a la Plaza Mayor de Albarracín, con el Municipio y sus porches dominando la arquitectura, que sostiene muchos de sus elementos tradicionales en todo el casco viejo. En los aledaños, los Pinares de Rodeno son unos agradables bosques por donde efectuar sendas senderistas y en bici, al paso que se llega a Teruel capital en poco más de media hora por carretera.